Amuletos que sanan el mal de ojo

Amuletos que sanan el mal de ojo

Las antiguas tradiciones dictaminaban que ante cualquier maleficio realizado por una persona malintencionada los amuletos eran lo más importante para proteger y hasta sanar al individuo. En el caso del mal de ojo existen amuletos que pueden colgarse y utilizarse para neutralizar sus efectos.

Estos son muy fáciles de conseguir y generalmente utilizan elementos que cualquiera posee en su hogar. El punto es siempre tener la mente abierta a estas posibilidades y saber que es posible contrarrestar las energías negativas que rodean nuestra vida.

Amuleto de ajo para purificar

Los dientes del ajo siempre han tenido reputación de ser capaces de purificar cualquier ambiente. Es por ello que en el caso del mal de ojo se recomienda colgar un ramillete en las paredes de la casa para que absorba las energías inicuas y brinde además purificación del ambiente.

Se puede realizar el mismo procedimiento en la puerta de entrada de la casa para que limpie de cualquier elemento negativo a los que entren. El patio y las habitaciones también son buenos lugares. Otra recomendación sería cargar consigo unos dientes de ajo en un saco de tela.

Rituales con velas y aceites

Existen además rituales con amuletos como velas y aceites que se pueden utilizar. En el caso del primero se debe conseguir una pequeña vela blanca, un recipiente con agua y unos puñados de sal. Colocaremos todo dentro del agua y encenderemos la vela para colocarla en lugares específicos de la casa, como por ejemplo la habitación del enfermo y detrás de las puertas.

Con aceite de oliva también se puede sanar el mal de ojo. Vierte una cantidad del líquido oleaginoso en un recipiente con agua, si apareciese un ojo o algo similar córtalo inmediatamente con un cuchillo o navaja y listo.